Noticias

  • Home
  • Noticias
  • Qué hacer si un vecino no paga su cuota de Comunidad

Qué hacer si un vecino no paga su cuota de Comunidad

Categoria: Comunidades, Consejos

El hecho de que un vecino deje de pagar los recibos de la comunidad es una práctica muy habitual. Cuando se da esta situación en una comunidad de vecinos, lo más importante es no desesperar.

Si llegara el momento de tener que hacer frente a una situación relacionada, lo primero que se tiene que hacer es un seguimiento de los recibos, con el fin de identificar quiénes son los propietarios morosos. Después habría que tomar medidas, para que esas deudas no afecten al resto de la comunidad.

Los problemas en los pagos a las comunidades son una constante en muchas fincas, sobre todo en aquellas que no cuentan con un administrador de fincas colegiado. Y es que muchos propietarios no saben qué pasos seguir para que un vecino que no paga abone su deuda.

6 pasos a seguir si un vecino no paga su cuota de Comunidad

1)    Control

Lo primero que hay que hacer para evitar esta problemática es llevar al día los recibos. Importante tenerlos todos controlados. De esta manera se detectará lo antes posible al vecino moroso. En nuestra Administración de Fincas en Alicante enviamos cierres de cuentas al presidente, para que éste esté informado de todos los pagos…

2)    Contacto con el afectado

Una vez se detecta un impago, el correcto procedimiento a seguir consiste en contactar con el vecino afectado, ya sea por teléfono, email o correo ordinario, para notificarle de la cuota que tiene pendiente. En NV Fincas diligenciamos los pagos de una manera u otra, en función de la cantidad afectada.

3)    Comunicación certificada

Si se da la situación de que el propietario no responde a las notificaciones de pago y a su vez, continúa acumulando recibos, el procedimiento a seguir consiste en enviar una comunicación “más severa”. Esta comunicación consiste en enviar una carta certificada o burofax, señalando que si no se hace efectivo el pago, se procederá a realizar las “actuaciones oportunas”.

4)    Plantear el problema en la junta de vecinos

Si el burofax tampoco da resultados, el siguiente paso consiste en plantear dicha problemática en la junta de vecinos. Para ello hay que incluir al moroso en el listado de morosos que se adjunta con la convocatoria a la junta.

5)    Decisión de tomar acciones judiciales

En dicha convocatoria, se debe añadir un punto en el orden del día que haga referencia a la propuesta de tomar acciones judiciales contra el vecino moroso. Es aquí donde debe decidirse acudir a los tribunales para reclamarla.

6)    Comunicación al afectado 

Una vez se tenga el visto bueno de la junta,  el acuerdo debe ser notificado al moroso. Para ello se enviará otro burofax en el que se indique todo lo expuesto en la junta de vecinos. A partir de ese momento, el particular tiene 15 días para pagar la deuda.

Asimismo, en el escrito que se envía mediante burofax se le advierte de la posible interposición del procedimiento monitorio y los consiguientes embargos, costas de abogado y procurador, intereses, etc.

Los más de 10 años de experiencia al frente de la gestión de comunidades nos indica que la mayoría de los deudores pagan el importe pendiente antes de llegar a los tribunales. 

No obstante, si el moroso acepta la notificación del burofax, pero transcurre el plazo y no paga, se pasa el expediente a un abogado, para que éste prosiga el proceso con un procedimiento monitorio en el juzgado.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.